Tecnología Inteligente al alcance de las clínicas Dentales

Úrsula Barroso Pedrosa

CEO y cofundadora de Dental Data, Directora Ejecutiva de Angloben Digital Economy, Directora del Área de Consultoría y Profesora del Máster de Dirección y transformación de clínicas de Instituto IDEOD. Experta en análisis de datos de clínicas dentales. Desarrollo de ecosistemas digitales en el sector sanitario. Inteligencia de negocios dentales. Diseño de cuadros de mando integrales para clínicas dentales.

A continuación puedes acceder al artículo publicado en la revista Gaceta Dental. Para visualizar el artículo en pantalla completa haz clic en el icono del cuadrado que aparece en la imagen.

FUENTE ORIGINAL DE LA PUBLICACIÓN

Revista Gaceta Dental – Junio 2022 Número 347

Se habla de forma constante de la transformación digital pero, para los odontólogos, hablar de la digitalización fuera del gabinete -al igual que aplicar tecnologías como el big data y la inteligencia artificial- suponen grandes retos aún difíciles de comprender, especialmente para aquellos cuya transformación implica entender los datos que afectan a la clínica y su entorno. Al introducir la inteligencia artificial (IA) al sector odontológico debemos ser conscientes de que afrontar este reto es una tarea que debe abordarse desde el conocimiento y el aprendizaje continuo. ¿Y qué es la inteligencia artificial? Mucho de lo que sabemos sobre la inteligencia artificial se lo debemos a las novelas y películas o series de ciencia ficción. Desde que aparecieron las primeras máquinas, el ser humano siempre ha soñado con crear herramientas capaces de pensar y comportarse como nosotros, dotándolas de inteligencia y sentimientos. Esto se traduce en máquinas que solo pueden convertirse en inteligentes cuando son capaces de sacar el máximo rédito a los datos que recogen y procesan y los usan para adelantarse a lo que va a ocurrir. En otras palabras, máquinas que observan, aprenden y predicen.

 

La ciencia ficción en la que aparecen las tecnologías inteligentes es una realidad que se puede aplicar al sector odontológico. Las clínicas con un alto grado de transformación digital disponen de máquinas, tecnologías y de datos. Las clínicas podrán aprovechar las tecnologías inteligentes siempre que el “core” de su toma de decisiones esté dominado por la IA, el big data y la ciencia de datos. Los datos aportan valor siempre que afecten a las decisiones

 

Las clínicas dentales subirán un peldaño más si introducen sistemas de inteligencia artificial en sus procesos de negocio y no solo en sus procesos dentro de gabinete: deben introducirlas en su gestión de toda la clínica y, claramente, un escalón y reto estará en aprovechar los datos que se generan en el entorno de la clínica. 

 

En este artículo aprenderemos a jugar con una ventaja competitiva aprovechando los avances aplicados al sector y basados en la IA desarrollados desde Dental Data en su continua tarea investigadora e innovadora. Como odontólogo y propietario de clínica, antes de continuar leyendo, debes reflexionar sobre las siguientes cuestiones: ¿Estás preparado y capacitado para incorporar la transformación cultural, estratégica, técnica y de talento que supone ser una clínica transformada digitalmente?¿Qué datos te ofrece tu entorno? ¿Cómo puedes utilizarlos?



El entorno de la clínica 

 

Para un adecuado aprovechamiento de la información de nuestro entorno es decisivo conocer y entender la sociedad en la que trabajamos, para así alcanzar determinados objetivos. Pueden interesar, entre otros, los datos sobre la población, su distribución regional y su composición según etnia, género, religión y edad, la situación política, las expectativas, las esperanzas, las necesidades y el comportamiento de los diversos grupos poblacionales. De modo similar a lo que ocurre con el conocimiento de los competidores, en la toma de decisiones que se hace en el día a día en las clínicas, se puede constatar, una y otra vez, que se carece de información sobre el estado de la sociedad.

 

Como odontólogos debemos saber cuándo y cuánto hay que aumentar los precios de los tratamientos

 

La ignorancia acerca del entorno y la población se evidencia, muy a menudo, al implementar o copiar las condiciones de la clínica de “nuestro vecino”. Como odontólogos debemos saber, por ejemplo, cuándo y cuánto hay que aumentar los precios de los tratamientos. Saber cómo afectan a mi clínica los datos de nuestro alrededor será fundamental para la transformación, la integración y el aprendizaje. A continuación ofrecemos una selección de las variables que más influyen en el entorno de una clínica dental y vislumbramos en qué medida deberemos tenerlos en cuenta:

Figura 1. Aplicación de la IA al entorno de las clínicas dentales. Autor: Úrsula Barroso. Fuente: Dental Data 2022

Información macroeconómica: el IPC es un indicador que marca la evolución de un conjunto de precios de los bienes y servicios que afectan a cada consumidor, es decir a nuestros proveedores y nuestros pacientes. En la actualidad, la variación del IPC se encuentra muy por encima del objetivo del 2%, una desviación que está afectada por el impacto de los combustibles y la electricidad, lo que supone que los costes fijos de nuestra clínica tienden a aumentar, impacta directamente en el arrendamiento del local, afecta en general a la economía española y, por ende, a los precios de los materiales que adquirimos para realizar los tratamientos. 

Suministros energéticos: El precio de la electricidad lleva meses creciendo, continuamos sufriendo precios elevadísimos. La factura media de luz ha subido en torno al 40% desde 2020. Sin embargo, ¿hemos realizado algún cambio en nuestra clínica para abaratar costes? ¿Hemos imputado algún sobrecoste a nuestros servicios? ¿Hemos intentado cambiar de compañía eléctrica?

Caracterización de la población: Conocer mejor nuestro entorno poblacional nos ayudará a evidenciar las realidades sociales, políticas y culturales. Nos permite obtener conocimientos fiables del estado actual de las condiciones de vida de nuestro barrio, donde tenemos ubicada la clínica. La población se puede clasificar de diversas formas, por ejemplo, según la edad y sexo (demográfico); por el lugar donde viven (por área); según las condiciones de trabajo (población activa e inactiva); o por la densidad de residentes, por su estructura familiar o por sus capacidades económicas. Todos estas características que afectan a nuestros potenciales pacientes pocas veces son tenidas en cuenta a la hora de marcar objetivos o realizar análisis.

Información de mis competidores: En el sector odontológico existe un extendido carácter pusilánime a la hora de tomar ciertas decisiones que afectan a la clínica, nuestras decisiones no pueden venir de copiar a la competencia, de lanzar una promoción de un tratamiento porque la clínica de al lado lo ha implementado. La información sobre competidores que debemos obtener de nuestro entorno no debe servirnos de espejo sino para vigilar, para seguir siendo diferentes, para desmarcarnos, buscar una ventaja que te diferencie de los demás, debemos tener claro por qué nos eligen nuestros pacientes.

Hábitos digitales: Los cambios de hábitos tecnológicos de la población son medidos desde el indicador sintético Índice de Economía y Sociedad Digitales (DESI), que mide el rendimiento y evolución de los Estados miembros de la UE en materia de competitividad digital. Aunque únicamente el 55% de las personas entre 16 y 74 años poseen capacidades digitales básicas desde la perspectiva profesional, llama la atención que el uso de los servicios de internet ha aumentado desde el 2021 y España ha obtenido resultados superiores a la media de la UE. Es decir, que la población está habituada a buscar, consumir y comprar por internet (esta evolución ha sido acelerada por la COVID ya que en los meses de pandemia hemos avanzado casi 5 años en adopción de prácticas digitales). 

Ciertamente, no son pocas las variables que debemos tener en cuenta. Si estos datos se procesan con tecnologías inteligentes sabremos cómo nos afectarán y seremos capaces no solo de conocer mejor a nuestros pacientes actuales, también podremos entender y construir de forma adecuada, por ejemplo, los precios de nuestros tratamientos o predecir las patologías que se demandarán en el futuro. Esta interesante “ciencia ficción” de la que hablábamos al principio, es una realidad al alcance de las clínicas más avanzadas. 

Decisiones basadas en el entorno

Se evidencia un camino analítico al que abrir los ojos y que nos enseña cómo el entorno macro y micro puede influirnos en nuestra estrategia, pues dependiendo del momento en el que nos encontremos como odontólogos-propietarios deberemos focalizar el análisis hacia unas u otras variables. Existen situaciones donde el entorno afecta de forma muy directa en nuestra estrategia:

1.Apertura de clínica

En este primer caso, si estás pensando en abrir tu clínica dental, deberás tomar la decisión teniendo en cuenta si en el municipio que tienes pensado existe mayor o menor saturación de clínicas dentales. Sabiendo que una saturación media se establece entre 1.500-2.500 personas por clínica dental en un municipio, analizar el número de clínicas y las personas que residen es clave. O, por ejemplo, conocer el valor del m2 en los locales comerciales, o la afluencia de personas, o la renta per cápita del entorno.

2. Campaña de marketing

Antes de lanzar una campaña de marketing para, por ejemplo, conseguir nuevos pacientes o crecer en tu barrio/municipio, deberás conocer mejor a la población de tu entorno, la franja de edad que más abunda o cuánto gastan anualmente en los servicios que tú ofertas. Si esta información la contrastas con tu base de pacientes, sabrás si tienes agotada la franja de edad que más te pueda interesar de tu entorno, o si debes focalizarte en otro perfil.

3. Plan de crecimiento

Conocer la cuota de mercado de tu clínica es fundamental para plantear una estrategia de crecimiento. Averiguar cuántos pacientes necesitas para facturar un 20% o un 30% extra, o si puedes crecer o no en tu zona de influencia, o si debes abrir mercado en otro barrio. Este tipo de análisis te ayudará a marcar tus objetivos de crecimiento con datos reales de tu entorno.

Figura 1. Aplicación de la IA al entorno de las clínicas dentales. Autor: Úrsula Barroso. Fuente: Dental Data 2022

Con el fin de que los odontólogos puedan tomar estas decisiones de manera consciente y segura, Dental Data pone a disposición de la sociedad odontológica su Radar Dental (www.dentaldata.es) basado en la Inteligencia Artificial y capaz de ofrecer en tiempo real respuesta a todas estas cuestiones. Seleccionando la provincia y el municipio de interés y, si ya tienes clínica en funcionamiento, introduciendo además tu facturación, la respuesta que te te ofrece es:

  1. Número de personas que residen en el municipio
  2. Número de clínicas abiertas en el municipio
  3. Valor del mercado: Cuánto se consume en servicios dentales en el municipio (suma de las ventas de todas las clínicas)
  4. Índice de saturación de clínicas o cuántos pacientes deberías estar atendiendo, teniendo en cuenta la población y los competidores.
  5. Capacidad máxima de crecimiento, vinculada a la facturación: ¿Cuántos pacientes podrías llegar a atender?
  6. Cuota de mercado: tu facturación sobre el valor del mercado
  7. Reparto por sexo y edad de la población del municipio
  8. Municipios de la provincia donde existen menos clínicas dentales abiertas.

Cada una de estas secciones aportan información en tiempo real sobre el entorno. La inteligencia artificial que es aplicada desde Dental Data nos habla de cómo optimizar la toma de decisiones no sólo en base a nuestra aportación de valor al mercado, sino teniendo muy presente los datos económicos y sociales, cuantificando las distintas posibilidades y marcándonos una hoja de ruta con un grado de acierto infinitamente superior al que obtendríamos a nuestra suerte sin realizar ningún análisis del entorno en nuestra decisión.

Conclusión

Los escenarios empresariales en los que se puede ver una clínica a lo largo de su vida en la mayoría de los casos son predecibles, excepto el acaecido en los dos últimos años que ha roto el equilibrio económico, social y de salud. Salvando estas excepciones, el entorno macroeconómico y microeconómico -que es el que afecta de forma directa a la buena salud de nuestra clínica- pueden ser analizados de manera constante y, sobre todo, podemos predecir cómo nos afectará lo que ocurre a nuestro alrededor. Para ello, solo debemos aprovechar lo que la inteligencia artificial aplicada a los datos aporta al sector dental en general y a nuestra clínica en particular. 

En la pasada década hemos asistido a la irrupción de los datos como base de las decisiones empresariales. Algunas clínicas han implementado modelos de datos estrechamente vinculados a la dirección de la empresa y en los congresos de las diferentes sociedades odontológicas es frecuente ver las innovaciones específicas de tecnologías (de gabinete), pero no de tecnologías inteligentes. El mundo de los datos y las tecnologías inteligentes aún no tienen un espacio específico dentro de las clínicas dentales, pero poco a poco deberán buscar su hueco, un espacio que sea permanente, dado su potencial desarrollo y que es un camino que acaba de empezar. ¿Te atreves a recorrerlo? 

Dental Data es una organización con 10 años de experiencia dedicados a la formación, investigación, creación de herramientas inteligentes de dirección y métodos de transformación digital del sector dental. Pertenece a diferentes grupos de investigación vinculados al Programa Estatal de Generación de Conocimiento y Fortalecimiento Científico y Tecnológico del Sistema de I+D+i. Introducir en el mercado los productos y servicios desarrollados, fruto de las investigaciones aplicadas en más de 800 clínicas, ha sido el objetivo principal de Dental Data cuya misión es formar a los odontólogos en las nuevas habilidades para la dirección, digitalización y transformación de las clínicas con el fin de obtener una mayor competitividad, relación con el paciente  y rentabilidad. La nueva sociedad digital exige clínicas digitales.