fbpx
por-que-estudiar-gestion-de-clinicas-dentales-

¿Por qué especializarse en gestión de clínicas dentales?

Una de las principales formaciones complementarias que necesita cualquier odontólogo que que se haya planteado abrir una clínica dental es la relacionada con la gestión de la misma. ¿Por qué es tan importante esta materia? ¿Qué aportará a nuestro negocio? Damos respuesta a continuación.

 

Una vez que hemos completado nuestros estudios en odontología, es posible que querramos establecer nuestra propia clínica dental. Sin embargo, a lo largo de nuestra formación académica seguramente no hayamos recibido los conocimientos adecuados para poner en marcha un negocio de este calibre.

También puede ocurrir que, aún teniendo cierta experiencia gestionando clínicas dentales o realizando tareas administrativas en estas, necesitemos actualizarnos en este campo, adquiriendo nuevas destrezas que impulsen nuestro negocio y nuestra situación laboral a otro nivel.

Para cubrir las necesidades que se plantean en este tipo de situaciones, desde el Instituto IDEO os ofrecemos nuestro Máster en Dirección y Gestión de Clínicas Dentales. A lo largo de este artículo os plantearemos los objetivos que cubren dicho máster y los motivos por los que deberíais matricularos en el mismo.

 

¿Para qué necesito hacerme especialista en gestión de clínicas dentales?

Realizar una formación específica en gestión de clínicas dentales traerá importantes beneficios para las mismas, sus pacientes y sus trabajadores. Seguidamente hablamos de las ventajas más notables que lleva consigo.

1.- Para saber proporcionar una propuesta de valor adecuada

Especializarte en la gestión de clínicas dentales te hará saber realizar propuestas verdaderamente atractivas para tu pacientes, ya que conocerás mejor sus necesidades y podrás ofrecerles precisamente aquello que mejor se adapte a estas.

Para dar forma a esta propuesta, deberemos conocer a la perfección, el entorno, la propia clínica desde una perspectiva interna y a nuestros pacientes, de manera que podamos segmentarlos y realizar propuestas en función de dicha segmentación.

 

2.- Para colocar al paciente como centro de la gestión de clínicas dentales

La gestión de una clínica dental debe girar indiscutiblemente en torno a sus pacientes. En el Instituto IDEO lo tenemos claro y por eso planteamos un modelo de gestión centrado en ellos, como es el de la pirámide invertida.

El modelo de la pirámide invertida consta de 8 niveles en los que, a medida que avanzamos por ellos, se va incrementando el valor que nos aporta el paciente. Su primer escalafón se alcanza simplemente entrando en la clínica, mientras que el octavo y último consiste en el seguimiento del tratamiento que se le aplica.

 

3.- Para conocer los recursos y materiales disponibles

Para hacer llegar a la excelencia a una clínica dental es muy importante conocer los recursos humanos y materiales con los que contamos, con el fin de realizar una adecuada propuesta de valor a los pacientes.

Aquí entran los materiales y dispositivos tecnológicos que empleamos en el día a día de la clínica, así como los recursos económicos y humanos.

También deberemos reconocer las actividades esenciales que componen la vida de la clínica. Aquí entrarían los propios tratamientos, su gestión, las compras y aprovisionamiento y las acciones comerciales, de marketing y comunicación.

 

4.- Para optimizar los recursos humanos

En una clínica dental deberemos saber gestionar óptimamente el capital humano. Con ello tendremos a un personal mucho más feliz y motivado en su puesto de trabajo. Además, formaremos parte de una clínica en la que todo funcionará de una manera más eficiente.

Todo ello acabará repercutiendo en un mejor servicio a nuestros pacientes, una satisfacción que hará ganar prestigio a nuestra clínica y que acudan más pacientes a la misma, teniendo como resultado final mayores ingresos y el crecimiento del negocio.

Para administrar adecuadamente los recursos humanos de la clínica, deberemos tener bien claros los puestos, funciones y áreas de trabajo de cada componente, dando forma a una estructura lo más eficiente y que nos permita una mejor monitorización de todo lo que ocurre en el centro.

 

5.- Para saber medir su rentabilidad

Evidentemente, uno de los parámetros clave en la gestión de clínicas dentales es la rentabilidad de la misma. Para ello, como ya sabemos, existe una variable de gran utilidad, como es el ROI (Retorno de Inversión), que cuantifica las ganancias o las pérdidas de una determinada acción estratégica.

Gracias a un certero conocimiento de la rentabilidad, podremos saber qué acciones, métodos de trabajo, canales de comunicación, etc. son más eficaces, a la vez que nos permite identificar aquellas con las que no merece la pena continuar.

En este análisis de la rentabilidad de una clínica debemos tener también muy claros los tipos de costes que tienen lugar en la misma. En una primera clasificación de estos, tendríamos los costes estructurales y los de actividad.

Los primeros de ellos son aquellos que no nos van a aportar ningún beneficio, pero que son obligatorios (pago de electricidad, agua, alquileres, mantenimiento de la clínica, impuestos, etc.); mientras que los de actividad si repercuten positivamente de cara a la rentabilidad del negocio.

Estas son solo algunas de las principales ventajas que aporta a los profesionales del sector nuestro Máster de Dirección y Gestión de Clínicas Dentales. Si quieres profundizar en ellas, así como descubrir otras más, no dudes en consultar más información al respecto, así como contactar con nosotros para resolver todas las dudas que tengas, será todo un placer atenderos.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email