fbpx
¿Sabes aconsejar a los padres sobre las pastas dentales que deben usar sus hijos?

¿Sabes aconsejar a los padres sobre las pastas dentales que deben usar sus hijos?

Cuidar de la salud bucodental de los niños requiere de una serie de cuidados específicos entre los que destaca el cepillado. Para ello es fundamental tener claro qué pasta dental emplear para cada rango de edad y situación. Os proporcionamos las nociones básicas para aconsejar a los padres sobre la pasta dental más idónea para sus hijos.

Actualmente sabemos que las pastas de dientes con concentraciones de 1000 partes por millón (PPM) de flúor o más, son las únicas que han demostrado ser eficaces en la reducción de caries.

Los padres de tus pacientes deben recibir una correcta información sobre la higiene que deben tener sus hijos. Y esta información debe ser clara y sencilla de manera que les resulte fácil llevarlas a cabo.

Para ello es fundamental que lo tengas claro y puedas transmitírselo; y es que hoy día, incluso en las farmacias, venden pastas dentales con proporciones inferiores a las que pautamos y con indicaciones de uso para edades en su etiquetado, que no se corresponden con nuestros criterios.

Nuevas recomendaciones sobre el cepillado dental en niños

Hay pautas que recomendamos y conocemos desde hace tiempo en odontopediatría: el niño, cuando ya no es bebé, debe dedicar unos dos minutos al cepillado, limpiará todas las caras de los dientes y una vez finalizado escupirá los restos de pasta, pero no se enjuagará. Hasta al menos los 8 años, este cepillado debe ser supervisado y nunca comerán o chuparán la pasta del tubo.

Pero como los consejos, en lo que a pastas dentales y sus proporciones de flúor se refiere, se ha actualizado más recientemente, queríamos esclarecer sus indicaciones y las cantidades que se deben usar en cada caso.

Desde el momento en que erupciona el primer diente temporal (de leche), es obligatorio cepillarle los dientes dos veces al día, por la mañana y fundamental por la noche.

Desde los 0 a los 3 años la pasta dental que deben usar es de 1000 ppm de ion flúor, pero la cantidad debe ser del tamaño de un grano de arroz. Este cepillado se puede llevar a cabo con un cepillo dental de lactantes, una gasa o un dedal de silicona.

Sin embargo, cuando el niño cumpla los 3 años, debes aconsejarle que la cantidad de pasta dental que use sea el equivalente a un guisante o lo que sería similar, la anchura del cabezal del cepillo dental. Pero la proporción de flúor del dentífrico seguirá siendo 1000 ppm mientras sea menor de 6 y el riesgo de caries que presente no lo exija.

Una vez que el niño cumpla los 6 años, es conveniente que le instes a usar pastas de dientes con 1450 ppm de ion flúor, en cantidad equivalente a un guisante.

La elección de pasta dental en niños según la Sociedad Española de Odontopediatría

Tal y como indican en el protocolo de prevención de caries de la Sociedad Española de Odontopediatría, en función del riesgo de caries del niño, la concentración de ion flúor del dentífrico podrá incrementarse, llegando incluso hasta los 5000 ppm en mayores de 6 años. Debemos ser los odontopediatras los que le prescribamos estas pautas a los padres o cuidadores.

Basándonos en este protocolo, debemos ser conscientes, por tanto, que según el riesgo de caries que estimemos que tiene el niño, será necesario que le pautemos el uso de una pasta dental con una dosis de flúor igual o mayor a la que se indica habitualmente.

De esta forma, a los niños los diferenciaremos al igual que anteriormente en niños de 0 a 3 años, niños de 3 a 6 años y niños mayores de 6 años. Y a su vez, cada uno de estos grupos englobarán a niños de riesgo bajo, de riesgo moderado, de riesgo alto y de riesgo muy alto.

Así pues, ante un niño de entre 0 a 3 años, que tenga riesgo, bajo, moderado alto o muy alto, le indicaremos siempre que use una pasta dental de 1000 ppm de flúor, en la cantidad, como anteriormente dijimos, de un grano de arroz. En estos casos, cuando el riesgo no es bajo es de suma importancia que nosotros, los odontopediatras, los revisemos más frecuentemente y analicemos detenidamente los factores de riesgo para poder indicar como revertirlos.

Los niños de 3 a 5 años ya podrán usar una cantidad de dentífrico tal como el tamaño de un guisante, pero seguirán usando la pasta dental de 1000 ppm siempre y cuando el riesgo de caries sea bajo. En los casos de riesgo de caries moderado o alto y muy alto, nosotros le indicamos usar pastas dentales infantiles con 1450 ppm de flúor.

 

Estas pastas dentales de hasta 1450 ppm de flúor, y en cantidad como el tamaño de un guisante o la anchura del cepillo, como expusimos con anterioridad, la podrán seguir usando los mayores de 6 años con riesgo de caries bajo.

También le indicamos que use esta pasta en los cepillados habituales a los niños que padecen el Síndrome HIM (hipoplasia incisivo molar), pero le prescribimos, además, el uso de un dentífrico con 5000 ppm de flúor, noches alternas y aconsejaremos aplicar sobre los dientes afectos un pelín tras el cepillado antes de dormir.

Si consideramos que el riesgo es moderado o alto es conveniente indicarle el uso de pastas dentales con 2500 ppm habitualmente, aunque si además presenta el Síndrome HIM, usará noches alternas el dentífrico con 5000 ppm como describíamos anteriormente.

En los casos extremos de riesgo muy alto aconsejamos como tratamiento de choque el uso de pasta de dientes con 5000 ppm de ion de flúor durante 6 meses.

Señalar, que, si es posible, que la pasta de dientes contenga Arginina al 1,5% y Zinc. También se aconseja el uso de seda o cinta dental en mayores de 3 años cuando el riesgo de caries es moderado o alto, así como los enjuagues de fluoruro sódico en los mayores de 6 años con riesgo de caries alto o muy alto.

Y puesto que el objetivo de todo esto es conseguir un efecto preventivo ante la caries infantil, aprovechamos la ocasión para recordar que, en la actualidad, está indicado y aconsejado sellar los primeros molares permanentes a toda la población infantil tenga el riesgo de caries bajo, medio o alto, y aplicarle barniz de flúor al 5% cada 6 meses para maximizar esta prevención.

Si quieres seguir formándote en odontopediatría, desde el Instituto IDEO te ofrecemos nuestro Curso de especialización en Odontopediatría, que incluye prácticas clínicas.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email