fbpx

Los círculos viciosos de una clínica dental

¿Notas que existen lastres que dificultan el avance de tu clínica dental? Para deshacerte de estos impedimentos, primeramente deberás identificarlos y, a continuación, desarrollar hábitos de trabajo que optimicen el funcionamiento de tu clínica y la hagan despegar definitivamente. Veamos cómo hacerlo.

Hay un considerable número de elementos que pueden frenar o paralizar el crecimiento de una clínica dental, así como de otros muchos negocios. Por ello existen una serie de teorías de desarrollo económico que se encargan de identificar estos obstáculos, denominados círculos viciosos.

Es de vital importancia reconocer y catalogar estas malas prácticas, comprobar si algunos de estos comportamientos nocivos tienen lugar en nuestra clínica y, en el caso de que sea así, tomar las medidas oportunas para eliminarlos y estimular la tendencia al alza del negocio.

No esperemos más y pasemos a afrontar el reconocimiento y métodos de ruptura de los círculos viciosos, abriendo nuevos y esperanzadores horizontes de futuro.

¿Cuáles son los círculos viciosos de una clínica dental?

Círculo vicioso del control

Existe una práctica habitual en la gestión económica de las clínicas dentales que es la de aplicar el criterio de caja única. Con esta metodología no se tienen en cuenta otros indicadores importantes existentes, como son las divisiones por líneas de negocio, el número de pacientes que acuden a cada una de estas líneas, el tiempo que permanece cada paciente en las diferentes zonas de la clínica, etc.

Llegados a este punto debemos puntualizar que lo habitual en una clínica dental es dividir las diferentes líneas de negocio en función de los servicios que se prestan, por ejemplo, ortodoncia, cirugía, estética dental, etc.

Círculo vicioso de las finanzas

Con la contabilidad de caja única no podemos conocer la rentabilidad de cada línea de negocio y la relación entre ventas, caja y producción. Por lo que será necesario hacer esta separación por líneas para definir estrategias, que estarán enfocadas al aumento de ingresos, la correcta gestión de gastos y la medición para la mejora continua.

Para que los ingresos crezcan, tendremos que revisar periódicamente los precios de nuestros servicios, sus márgenes y tampoco debemos olvidarnos de qué están haciendo nuestros competidores más directos en este sentido. Pese a todo esto, de nada nos servirá aplicar las técnicas de fijación de precios más efectivas si no ofrecemos un servicio de calidad que consiga fidelizar a nuestros pacientes y que estos actúen como embajadores de la clínica, recomendándosela a sus contactos.

En el aspecto de los gastos, habrá que buscar al máximo su reducción sin que afecte a la calidad. Se deben considerar todos y cada uno de ellos, y dividirlos en estructurales y de actividad. Se recomienda esforzarse en la búsqueda de proveedores y, si es necesario, rediseñar los procesos y las políticas de recursos humanos.

Círculo vicioso del marketing

Mediante las estrategias de marketing se debe dar a conocer la propuesta de valor de la clínica, es decir, aquello que aporta una diferenciación respecto a los demás centros odontológicos.

El marketing no funcionará de una manera correcta si no tenemos un conocimiento y dominio en profundidad del control, las finanzas y, por ende, de todo lo que ocurre en nuestra clínica.

Antes que nada, habrá que definir un completo plan de marketing para la clínica, para el cual será necesario realizar un estudio del entorno, de la situación interna y de la competencia del negocio. En función de estos habrá que definir los objetivos y las acciones a emprender para alcanzarlos.

Círculo vicioso de la dirección

Si no disponemos de los datos y los indicadores adecuados, no tomaremos las más óptimas decisiones estratégicas y no conseguiremos desbloquear el estancamiento del negocio.

Para conocer estos indicadores clave necesitaremos tener un dominio exhaustivo del funcionamiento de nuestro negocio, su estructura, organigrama y procedimientos de trabajo. A partir de ahí podremos hacer una adecuada estructuración de los datos, los cuales es recomendable recopilar y procesar mediante algún software de gestión, habiendo en el mercado una amplia variedad de estos, escogiendo el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Si tomamos las medidas oportunas descritas en este artículo, podremos fácilmente convertir estos círculos viciosos en círculos virtuosos. Para ayudaros a ello, tenemos a vuestra disposición, dentro de nuestra oferta formativa, el máster en dirección y gestión de clínicas dentales, donde entraremos en profundidad en diferentes aspectos con los que adquiriréis los conocimientos teóricos y las destrezas prácticas para el despegue definitivo del negocio. ¡Os esperamos!

Deja un comentario

¿Te llamamos?
¿Te llamamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos a la mayor brevedad posible